sábado, 5 de marzo de 2011

Música para el Origen de un Concepto

El título que he escogido para esta nueva entrada probablemente induzca a reflexiones profundas, filosóficas tal vez. Lejos de ello, tan sólo quiero compartir aquí dos pequeñas piezas musicales de Hans Zimmer extraídas de su trabajo en Inception. Creo que muchos coincidirán conmigo en que Zimmer es unos de los compositores con mayor personalidad en el cine de hoy. En las bandas sonoras que ha rubricado puede apreciarse un sello propio que continúa desarrollando gracias a esa singular conjunción de música electrónica y orquestal. Tradición y talento individual, afirmaba T.S. Eliot.

Pese a que la película de Christopher Nolan obtuvo cuatro Oscars nada desdeñables, los mejores en la categoría técnica (Fotografía, Edición de sonido, Efectos sonoros y Efectos visuales), contra pronóstico la BSO de Origen no se alzó con el premio (que fue para The Social Network, en última instancia). De esta forma Zimmer sigue acumulando numerosas nominaciones a los Oscars pero solo una estatuilla, la que curiosamente recibió en 1994 por El Rey León. Ni siquiera por su excelente colaboración en Gladiator (una de las mejores bandas sonoras de todos los tiempos) Zimmer consiguió repetir el triunfo (en aquella oportunidad el galardón fue a parar a otra bella partitura, la de Tigre y Dragón).

Para hacer un poco de justicia a las esquivas atenciones que el áureo figurín de Hollywood tiene con Zimmer, he seleccionado dos pistas de Inception que recogen a la perfección su emblema musical.

Abriendo el apetito, la breve e intensa "Dream is collapsing":


Y como primer plato la extraordinaria y soberbia "Time":


Espero que continúen con la degustación. Sobre todo no se duerman y disfruten de la música.

6 comentarios:

Alberto dijo...

Breve, muy breve, pero interesante. Por cierto que el enlace a Time creo que no funciona (no se oye), o quizá sea un fallo de mi ordenador, pero lo he buscado en otro vídeo y me ha gustado mucho, a pesar de mis lamentables gustos musicales, como sé que pensarás. Hasta pronto

Ph. Dorset dijo...

Gracias por el comentario, Albers, incluso si la entrada es muy breve y versa sobre buena música. Creeré que te ha gustado mucho de verdad y que no lo dices por cortesía ni por simular que vas adquiriendo buen oído. El enlace funciona correctamente (debió ser problema de tu ordenador), pero haces bien en avisar, por si acaso. Te agradezco el interés y el "tiempo" tomado en leer, escuchar y escribir (como los buenos niños). Hasta muy pronto.

Gonzalo dijo...

Hola hola de nuevo Rubén,

Por lo que veo, Alberto y yo nos hemos convertido en dos fieles seguidores de tu blog. ¿Ubi sunt las otras personas que también dejaban comentarios? ¿Dónde están? ¿Qué fue de ellos?

He visto y oído los dos vídeos que has enlazado. He de decirte que no he visto la película en la que aparecen, pero sí que el primer fragmento musical no me ha gustado mucho porque, según creo, lo malo (o simplemente forma parte de su naturaleza) de las bandas sonoras es que están creadas para estar supeditadas a unas imágenes, y por sí solas no dicen mucho. Son como las letras de las canciones, si las escuchamos sin su melodía. ¿No te parece?

Por supuesto, aquellas que se despegan de las imágenes y pueden oírse per se es que son muy buenas. Te doy el ejemplo de la película "El piano". El segundo fragmento que has enlazado, sin embargo, sí me ha gustado. De todas formas, no soy ningún experto en música, y menos música cinematográfica. Por cierto, ¿has visto "Pan negro" o sigues todavía enfrentado al cine español? Me gustaría saber tu opinión sobre la peli.

Un abrazo,

Gonzalo

Ph. Dorset dijo...

Hola, Gonzalo:

Gracias por dejarte caer otra vez por aquí. Alberto y tú os habéis convertido en los únicos comentaristas que resisten en este blog. No será porque no intento publicitarlo, te lo aseguro, pero al parecer sin mucho éxito. No me quejaré evocando el "cualquier tiempo pasado fue mejor", pues al menos me alegra que los dos acudáis siempre a mi llamada.

Veo que me das una de cal y otra de arena en tu comentario. Ya sabes que no puedo coincidir en la valoración negativa de la primera pieza. Me encanta su titmo y cómo se va intensificando con variaciones; y esto a pesar de su breve duración y con independencia de haber visto la película. Creo que es fundamental, para poder apreciar todos los matices y registros de este tipo de bandas sonoras, contar con un buen soporte técnico de audio. No sé si es tu caso, pero te sorprendería lo que unos buenos cascos de música son capaces de conseguir. Es como la diferencia que existe entre ver una película en el cine y verla en una pantalla pequeña. La impresión, y en consecuencia la fruición, es bien distinta.

Me alegra que por lo menos el segundo enlace te haya gustado más.

En cuanto a "Pan Negro", no la he visto y no sé si añadir "todavía" debido a mi reacia simpatía por el cine español, como apuntas. Mi última gran decepción fue "Balada Triste de Trompeta". No sé si "Pan Negro" merece todos esos Goya que obtuvo, pero me alegro de que Alex de la Iglesia se quedara con lo que merecía, don premios mal contados. Pero, dime, ¿tú la has visto? ¿Me la recomiendas por alguna razón en especial?

Otro fuerte abrazo y hasta muy pronto.

Anónimo dijo...

Empezaré por decir que la segunda me ha encantado. He escuchado las dos un par de veces y creo que voy a seguir mirando más cosas de este hombre :) Bueno no lo creo, lo voy a hacer. Así que me voy a dormir con más música por descubrir :D

Bye chico francés!

Ph. Dorset dijo...

¡Hola!

Encantado de verte por aquí. ¡Qué bueno es y qué ilusión hace escuchar una nueva voz! Me alegra muchísimo que te hayas animado a comentar y que coincidamos en gustos musicales. Seguro que la BSO de "Gladiador", del mismo compositor, te encantará también.

Espero seguir viéndote y leyéndote por aquí :)

¡Hasta muy pronto! ;)